lunes, 29 de diciembre de 2008

El año en un instante


“El beso de medianoche no es un beso cualquiera. En él se concentran las esperanzas y el romanticismo de todo el año”. Así lo califica Wilson (Scoot McNairy), protagonista del film Buscando un beso a medianoche, antes de colgar un anuncio en una página de contactos de Internet para aliviar su soledad la noche de fin de año.


La película, del director independiente Alex Holdridge, narra una historia actual e irreverente sobre cómo Internet está revolucionado las relaciones sociales pese a que las emociones siguen siendo las mismas. Una comedia romántica que no descubre nada nuevo pero que está bien contada.

Entre alcohol y serpentinas, la medianoche de fin de año reúne la expectación por el nuevo año que entra con el sentimiento de pérdida por las oportunidades que pasaron. Una película que resume magistralmente las emociones que acechan a muchos durante esta semana.


5 comentarios:

ivan dijo...

Eqlectia o Marta!! No he vist la peli, però fa dies vaig llegir una crítica que em va agradar molt... També m'agrada llegir coses teves sobre aquest tipus de cinema... Bé bé!!! Aquesta peli l'haig de baixar! Merci per la crítica tant ben escrita! Parlem!

ivan dijo...

Pq surt Iván? ahhhh jejejejeje es veritat aquest ordinador pertanyia a Iván jejejeje Sóc Víctor ehhh

Marta dijo...

Gràcies pel compliment, Víctor (o Ivan)!! Et recomano molt aquesta peli, passaràs una bona estona!!!

Xavi dijo...

Hola, felicidades por tu buen gusto cinéfilo, yo no comenté esta peli en el podcast de cine que hago por que cuando la vi no teniamos grabación, pero me resultó una peli fresca, me descubrió un L.A. diferente al que creia y sobre todo me dio mucha envidia porque la peli es la idea; sin una gran producción detrás y con unos actores (que eran amigos del director) que creo recordar no cobraron casi nada, espero que ahora con la recaudación obtenida les pague ni que sea un viaje de promoción.

Marta dijo...

No hacen falta grandes presupuestos para explicar una buena historia. Aunque si les pagan algo más a los actores, lo tendrán bien merecido.